FE ha entregado más de 2000 sillas de ruedas a la gente más pobre de Matagalpa y toda Nicaragua; con este programa innovador se ayuda a la población que requiere medios auxiliares para su movilidad. Una madre especial esta encargada del taller y trabaja con Jóvenes especiales para asegurar que cada persona reciba lo que necesitan. El taller está apoyado por Wisconsin Wheel Chair Project y otras brigadas y voluntarios que mandan sillas especializadas para ser recicladas en el taller.

Se realizan adaptaciones que la silla de rueda requiera, según la medida de la Niña, Niño, Joven y Adulto con disCAPACIDAD, se reparan las sillas, se da mantenimiento y ajuste según la necesidad de la persona y provee de aparatos auxiliares como: bastones, andariveles, muletas, etc.  Con una silla de rueda la vida de una persona cambia y pueda desarrollar su independencia participando más activamente en la vida de familia y comunidad.